Zonas Tabacaleras

Muchos países han intentado cultivar tabaco, pero las condiciones específicas de un clima propicio no pueden aún reproducirse en laboratorio. Sin duda los cultivos obtenidos en México, Cuba  y la República Dominicana son los más apreciados del mundo,  El tabaco de los Puros Don M. Blanco se cultiva en el estado de Veracruz, México en la región de San Andres Tuxtla

 

   

 


La planta primigenia de tabaco poseía solo tres variedades en la naturaleza: Virgínica, Brasilensis y Habanensis. Experimentos posteriores, en manos de diferentes profesionales y en distintas regiones, dieron origen a múltiples variedades, que fueron el resultado de cruces, hibridaciones y adaptaciones de una especie particular a las distintas zonas de cultivo. Las distinciones entre las variedades que se generaron tienen que ver básicamente con el lugar de origen de la semilla, su adaptación al suelo, clima y más radicalmente al tratamiento que recibe la hoja en el proceso de fermentación.


El tabaco apto para la elaboración de puros de calidad debe secarse o bien al aire o en cámaras de humedad y temperaturas controladas; otras variedades pueden secarse al sol pero, en todos los casos, la hoja debe ser fermentada.
La fermentación marca el nivel de acidez del tabaco y la diferencia de grado es fundamental a la hora de determinar su calidad. Así tenemos que, un tabaco “ligero” necesita mayor fermentación que el “volado” y uno destinado para “capa” requiere de un proceso más delicado o de semi-fermentación, que dependiendo del tipo de hoja, preservará su resistencia y elasticidad natural.

El proceso de fermentación de las hojas también hace que éstas pierdan gran parte de su nicotina.
Además, constantemente se realizan, en distintos países cruces controlados para obtener especies de mayor tamaño, más resistencia y mejor productividad. La dedicación de profesionales de muchos países del mundo han logrado cepas diferentes que han mejorado el rendimiento y las cualidades de las mejores variedades obteniendo así la fórmula alquímica que requiere una perfecta hoja de tabaco cuyo destino final es la elaboración de un puro premium.